Estamos abiertos y disponibles en persona, por Zoom o por teléfono. LEER MÁS

Los Estados Unidos son un país fundado por inmigrantes. Muchos de nuestros antepasados buscaron una vida mejor en los Estados Unidos, donde pudieran librarse de la persecución religiosa, el hambre, la guerra, los sistemas de clase injustos y otras penurias. Muchos ciudadanos estadounidenses creen que el proceso actual de inmigración sigue apoyando a quienes necesitan desesperadamente un refugio seguro, pero se sorprenderían al saber que es increíblemente difícil inmigrar bajo la premisa del asilo.

Al igual que los refugiados, los solicitantes de asilo suelen huir de la agitación, la guerra y un peligro muy real. A diferencia de los refugiados, no pasan un tiempo en campamentos protegidos, sino que suelen llegar a la frontera de los Estados Unidos y pedir la entrada para obtener la protección que tanto necesitan para ellos y sus familias.

Entonces, ¿funciona el sistema actual? Un informe reciente del  San Diego Union-Tribune  citaba la parcialidad, el capricho y las disparidades como componentes de un sistema generalmente roto que, en realidad, hace muy difícil que los solicitantes de asilo encuentren la seguridad que necesitan. En algunos casos, los que vienen a los Estados Unidos son devueltos a países donde son perseguidos e incluso asesinados. 

¿Cómo podemos arreglar este sistema roto? 

Cambios propuestos 

Los expertos han estudiado el proceso de inmigración para el asilo y han elaborado una lista de cambios sugeridos. Los siguientes son algunos ejemplos:

  • Modificar el sistema para que los jueces de inmigración, que actualmente dependen del presidente y del poder ejecutivo, pasen a depender del poder judicial.
  • Elegir jueces con una formación más diversa. Muchos de los jueces actuales de inmigración empezaron en Seguridad Nacional y han demostrado que son más propensos a deportar a los solicitantes de asilo.
  • Ayudar a los solicitantes de asilo a obtener la asistencia jurídica que necesitan cuando intentan navegar por un sistema judicial muy complejo, a menudo cuando ni siquiera hablan inglés como idioma principal.
  •  Mantener a los solicitantes de asilo fuera de los centros de detención y poner fin al proceso de tratarlos como delincuentes mientras se toman decisiones sobre su estatus
  • Esforzarse por crear estabilidad en los países cercanos para reducir la demanda

El objetivo final debe ser algo en lo que todos estén de acuerdo: Mantener la seguridad de las personas.

El sistema jurídico estadounidense es extremadamente complejo. Es mucho más difícil para quienes tienen pocos recursos, un conocimiento limitado del idioma y el temor imperante de que el fracaso pueda dar lugar a una persecución prolongada.

Muchos estarían de acuerdo en que es hora de arreglar nuestro sistema actual para que los actuales solicitantes de asilo puedan tener las mismas oportunidades que nuestros antepasados. 

¿TODAVÍA TIENE PREGUNTAS? SIEMPRE PUEDE VENIR A ANTONINI & COHEN CON TODAS SUS PREGUNTAS DE INMIGRACIÓN. ESTAMOS AQUÍ PARA AYUDAR.

Para obtener más información o preguntas sobre cómo estas nuevas políticas pueden afectarle, póngase en contacto en línea en cualquier momento o llámenos al (404) 850-9394 para obtener ayuda con cualquier problema de inmigración que esté enfrentando.

Antonini & Cohen
Antonini & Cohen

En Antonini & Cohen, proporcionamos representación enérgica, eficaz y agresiva en todas las áreas de la ley estadounidense de inmigración desde 1991.

Call Now ButtonCall Now!  Llámanos!