Sara Edwards se unió a Antonini & Cohen como asistente jurídica en el 2013 – justo cuando Carolina Antonini y Marshall Cohen estaban combinando sus bufetes. El nuevo y expandido bufete le dio a Sara la oportunidad de poner en buen uso sus habilidades avanzadas de interpretación en español mientras aprendía los pormenores de la ley de inmigración.

Sara UgaldeNacida en Nicoya, Costa Rica, Sara proviene de una de las cinco Zonas Azules – regiones especiales donde las personas viven por más tiempo y más saludables que en cualquier otra parte del mundo. A la edad de 18, ella se ganó una beca para asistir a una universidad estadounidense, siendo una de tan solo cuatro personas seleccionadas en su área. Siempre creativa, ella cursó la Universidad de Oglethorpe en Brookhaven para obtener un título en bellas artes y comunicación.

Buscando enfocar sus talentos artísticos en una profesión luego de graduarse, Sara inicialmente buscó trabajos en diseño gráfico pero eran difíciles de encontrar en una economía en apuros. Ella entonces fue a trabajar para un estudio de arte de vidrio y cobre y enseñaba español como instructora privada – algo que ella disfruta hacer hasta la fecha.

Su trabajo secretarial en el estudio de arte eventualmente la llevó a un pequeño bufete donde trabajó como asistente legal, ayudando con casos de daños personales, penales y de inmigración. Queriendo involucrarse más en administración de casos de inmigración, ella tuvo su entrevista con Marshall, un amigo de la familia, y se unió al equipo de A&C poco después. “El nuevo Antonini & Cohen era mucho más grande que el primer bufete donde trabajé, así que se sentía más frenético pero a la vez más divertido,” dijo Sara. “Me gustan las dinámicas y las numerosas oportunidades para compartir ideas con el equipo.”

Ya con cuatro años en el bufete, Sara está considerando regresar a la universidad, posiblemente en la noche o en línea para poder continuar ayudando clientes en Antonini & Cohen. “Quiero ayudar a todas las familias que vienen a nuestro bufete, especialmente en este tiempo tan duro,” ella comentó. “Cuando miras la felicidad y emoción de una familia reunida, eso hace que este trabajo valga la pena y sea satisfactorio.”

Cuando no está trabajando, Sara vive de sus raíces de su Zona Azul y pasa su tiempo haciendo ciclismo, yendo al parque y haciendo excursionismo con su familia – básicamente cualquier cosa que la mantenga alejada de los quehaceres de la casa, ella bromea. Ella también cocina en casa y frecuenta Las Delicias de la Abuela, un restaurante colombiano y favorito de la compañera del equipo Kathleen Hoyos. Teniendo un poco de ascendencia china, Sara también disfruta de probar los restaurantes asiáticos, sobre todo Food Terminal y la casa de tofu coreano, So Kong Dong. Y ella tampoco se ha olvidado de su fondo en arte: Cuando tiene la oportunidad para relajarse, Sara crea animación japonesa, arte digital e incluso la ocasional pintura al óleo.

Share this post:
Call Now! Llámanos!