Primero vinieron por los socialistas, y yo no dije nada –

porque yo no era socialista.

Luego vinieron por los sindicalistas, y yo no dije nada –

porque yo no era sindicalista.

Luego vinieron por los judíos, y yo no dije nada –

porque yo no era judío.

Luego vinieron por mí – y no quedaba nadie para hablar por mí.

-Pastor Martin Niemoller 

Luego ellos vinieron…

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), anunció una nueva política el 28 de junio de 2018. Esta política no ha recibido virtualmente nada de cobertura en los medios, y sin embargo puede que sea la más dañina de las políticas anti-inmigración de Trump.

La política dice que los no-ciudadanos que soliciten un beneficio – tal como una extensión o cambio de estatus, una tarjeta verde o ciudadanía – serían puestos en proceso de deportación si ese beneficio es denegado.

Habrá un Panel Fiscal de Revisión que puede, en casos excepcionales, decidir que no está en los intereses del gobierno referir un caso para deportación. Esto cambia la política que existía por mucho tiempo que USCIS es primordialmente una agencia que toma decisiones sobre beneficios. La nueva política avienta a la organización por completo a los pliegues de la máquina de deportación de Trump.

Mientras que USCIS siempre ha tenido cierta autoridad para iniciar procesos de deportación, la última guía de políticas sobre deportación (emitida en noviembre de 2011) se centraba en criminales, fraude y otros factores negativos. Esa guía ha sido enlatada. Esta nueva política expande drásticamente las categorías de “prioridad de ejecución,” lo que puede enganchar a cualquiera que intente navegar el sistema.

Bajo esta nueva política, simplemente ser denegado en una solicitud para una extensión o cambio de una visa, una solicitud para una tarjeta verde o naturalización puede poner al solicitante en riesgo de deportación tanto como ser capturado ilegalmente en el país. Una vez puestos en proceso de deportación, los no-ciudadanos deben defenderse en contra de las acusaciones de deportación. Dependiendo de la razón para la denegación de la solicitud, también puede que sean sujetos a detención.

En los procesos de deportación (remoción), la persona no será proporcionada un abogado. El o ella debe representarse a sí mismo o contratar a un abogado. Puede que no sean elegibles para una fianza. Si son elegibles, aún así podrían negarles una fianza. La audiencia de deportación (juicio) se dará frente a un juez de inmigración en vez de frente a un jurado. El inmigrante debe probar por qué no debería de ser deportado, en vez de que el gobierno estadounidense tenga que probar por qué el inmigrante debería de ser deportado.

Mientras que no hay estadísticas acerca del porcentaje de inmigrantes que ganan sus casos en procesos de deportación, podemos inferir mucho con los números de los que son deportados. En el 2017, ICE reportó más de 225,000 deportaciones físicas.

¿Quién se verá afectado, y cómo será aplicada esta política?

Simplemente no sabemos. La política le da a inmigración una amplia gama para usar la nueva política. Por ejemplo, digamos que usted está casado con un ciudadano estadounidense y está solicitando residencia permanente. De repente usted es diagnosticado con insuficiencia renal. Su solicitud podría ser denegada basado en ser una carga pública aún si ni usted ni su cónyuge han usado beneficios federales y ambos están empleados.

Otro ejemplo: Usted somete un cambio de dirección pero USCIS no toma nota del cambio adecuadamente. Si usted pierde una fecha límite para contestar para una solicitud para evidencia adicional, podría ser referido ante un juez de inmigración.

Si usted es un residente de ya varios años que cometió una ofensa menor en su juventud, podría ser colocado en proceso de deportación.

Si USCIS niega su renovación de estatus H-1B mientras se encuentra en una línea sinfin para obtener su residencia, podría ser colocado en proceso de deportación.

Si usted somete su solicitud para ciudadanía y se la niegan basada en una falta de buen carácter moral, podría terminar en proceso de deportación por una ofensa menor.

Los ejemplos y posibilidades son infinitas porque la nueva política es casi ilimitada. De estos ejemplos, puede ver que aún si no ha hecho nada mal y ha hecho todo correctamente, la política lo puede afectar. Bajo el nuevo cambio de política de USCIS, el sistema se vuelve más inflexible y contencioso – más draconiano.

¡Más vale que se arme con un abogado!

De acuerdo a estadísticas publicadas por el Consejo de Inmigración en el 2016, a los inmigrantes representados por abogados les va mejor en cada etapa del proceso en la corte. Los inmigrantes en detención que tuvieron representación en una audiencia de fianza fueron cuatro veces más propensos a ser liberados de detención (44% con abogado versus 11% sin). Los inmigrantes con representación eran mucho más propensos a solicitar alivio contra la deportación.

Los inmigrantes detenidos que tenían abogado eran casi 11 veces más propensos a buscar alivio (tal como asilo) que aquellos sin un abogado (32% con abogado versus 3# sin). Los inmigrantes que nunca fueron detenidos eran cinco veces más propensos a buscar alivio si tenían un abogado (78% con abogado versus 15% sin). Los inmigrantes con representación eran más propensos a obtener el beneficio migratorio que pedían.

Entre los inmigrantes detenidos, aquellos con abogados eran dos veces más propensos que aquellos sin un abogado para obtener alivio migratorio si lo solicitaban (49% con abogado versus 23% sin). Los inmigrantes con representación que nunca fueron detenidos eran casi cinco veces más propensos que sus contrapartes sin abogados a obtener alivio si lo solicitaban (63% con abogado versus 13% sin).

¿Puedo hacer algo para prevenir que USCIS se convierta en una agencia de ejecución?

Para los ciudadanos estadounidenses, es más importante ahora que nunca que aquellos con una voz política hablen. Nuestros amigos, familiares y miembros vulnerables de nuestra sociedad están bajo amenaza del sentimiento anti-inmigrante que esta administración está difundiendo. Puede hacer que su voz se escuche y ayudar de las siguientes maneras:

  1. Vote en contra de candidatos que promueven retórica anti-inmigrante.
  2. Llame y envíe correos electrónicos a sus Senadores y Representantes. Pídales que exijan sentido común y ejecución humana de nuestras leyes migratorias que dan prioridad a los individuos más peligrosos. Dígales que está profundamente preocupado con la manera en que esta administración está ejecutando las leyes migratorias.
  3. Hable con sus amigos, familia y colegas acerca de hacer lo mismo.

CONTACTE A UN ABOGADO DE INMIGRACION EN ATLANTA, GEORGIA

¿Usted o un ser querido necesitan de un abogado de inmigración en Atlanta? Los abogados de inmigración en Antonini & Cohen están preparados para responder sus preguntas y ayudarle con sus preocupaciones. Nos puede llamar al 404-850-9394 o contactarnos en línea. Programe una consulta hoy para conseguir la ayuda que necesita.

Share this post:
Call Now! Llámanos!