Se rumora que las redadas de ICE propuestas por el Presidente que estaban programadas para el 4 de julio de 2019, comenzarán este domingo 14 de julio de 2019.

Esta acción de cumplimiento podría afectar a 2,000 o más familias en diez ciudades principales, incluyendo:

  • Atlanta, Georgia
  • Baltimore, Maryland y Washington, D.C.
  • Chicago, Illinois
  • Denver, Colorado
  • Houston, Texas
  • Los Ángeles y San Diego, California
  • Miami, Florida
  • Nueva Orleans, Louisiana
  • Nueva York, Nueva York
  • San Francisco, California

Los abogados de inmigración de Atlanta en Antonini & Cohen se enteraron de que la oficina de Atlanta ICE ha alquilado aproximadamente 40 camionetas de una compañía de alquiler de autos para que las operaciones comiencen este fin de semana.

Dado que ICE está utilizando camionetas de alquiler en lugar de los automóviles oficiales de ICE, las personas no podrán saber cuando hay vehículos de ICE en sus vecindarios. Solo puede ver camionetas de alquiler de una agencia de alquiler de automóviles.

Nos gustaría recordarle a la comunidad sus derechos si ICE llega a su hogar o lugar de trabajo:

1. ICE no puede ingresar a su hogar a menos que tengan una “orden judicial”.

Una orden judicial es un documento emitido por un tribunal o agencia gubernamental. Hay dos tipos de orden: una para cuando vienen a arrestarlo y otra para cuando tienen el permiso de un juez para registrar su casa. SÓLO un juez puede emitir el tipo de orden que le permite a ICE ingresar a su hogar sin su permiso. ICE puede emitir órdenes civiles, pero necesitan su permiso para ingresar a su hogar.

Si un oficial llama a su puerta, no la abra. Pídale al oficial a través de la puerta cerrada que se identifique. Puedes decir: «¿Con quién está?» ó «¿A qué agencia pertenece?»

El oficial podría decir que está con el «Departamento de Seguridad Nacional» o «Inmigración y Aduanas de Estados Unidos ”. El oficial podría nombrar a otra agencia. Pase lo que pase, mantenga la puerta cerrada.

A través de la puerta cerrada, pregúntele al oficial si tiene una orden. Si él dice «sí», todavía no abra. Pídale que le muestre la orden colocándola debajo de la puerta.

Al examinar la orden, busque su nombre, su dirección y una firma. Esto puede ayudarlo a decidir si la orden es válida (verdadera). La orden será en inglés. Si tiene problemas para leerlo o entenderlo, pídale a alguien más en su casa que lo ayude a leerlo o traducirlo, si es posible.

Si la orden no parece válida, debe devolverla debajo de la puerta y decir que es incorrecta.

Si la orden que el oficial le muestra parece válida, vea si fue emitida por un tribunal o por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés). Si la orden válida fue emitida por un tribunal y autoriza un registro de su casa, entonces debe dejar que el oficial entre.

Si la orden válida fue emitida por un tribunal y autoriza su arresto pero no un registro de su casa, es posible que desee salir para reunirse con los oficiales pero no dejarlos entrar. Esto es especialmente importante si vive con otras personas que puedan tener problemas de inmigración, porque una vez que permite que el oficial entre a su casa, también puede hacerle preguntas a cualquier otra persona que esté allí.

Si la orden judicial válida parece haber sido emitida por Inmigración y Control de Aduanas (ICE) pero no por un tribunal, tiene derecho a no permitir que el oficial entre a su casa.

Si habla con el oficial, no responda ninguna pregunta. Usted tiene derecho a permanecer en silencio. No firme ningún papel. Dígale al oficial que desea hablar con un abogado antes de decir algo. No proporcione ningún tipo de documento de identificación que indique de qué país es. Asegúrese de no llevar ningún documento falso con usted en ningún momento.

2. La única forma en que los oficiales de ICE pueden ingresar a su hogar, si no tienen una orden válida emitida por un juez, es si usted le da permiso al oficial para entrar.

El permiso para ingresar se llama darle al oficial su “consentimiento” para entrar a su hogar. Si abre la puerta o si el oficial le pregunta si puede entrar y usted dice «sí», es probable que esté dando su consentimiento para que pueda ingresar a su hogar.

Lo mejor que puede hacer es mantener la puerta cerrada y pedirle al oficial que se identifique. Luego pida ver una orden judicial. No abra la puerta si no puede mostrarle una orden judicial.

No se permite que un oficial lo obligue a dar su consentimiento para que ingrese a su hogar, así que, por favor, no caiga en el miedo, el pánico o las amenazas.

3. ¿Cómo puedo protegerme si inmigración viene a mi casa?

Si escucha que Inmigración ha estado haciendo preguntas sobre usted en su lugar de empleo o si se entera de que Inmigración está realizando una investigación en su trabajo, es posible que los oficiales se presenten en su casa.

Asegúrese de que alguien de su confianza sepa dónde se encuentra y que sepa cómo comunicarse con ellos en caso de una emergencia (por ejemplo, si ha sido detenido por Inmigración).

Usted, su familia o amigos cercanos deben tener los nombres y números de teléfono de buenos abogados de inmigración cerca del teléfono en su casa para que puedan llamar al abogado en caso de que lo detengan.

Es una buena idea mantener una copia de sus documentos importantes (certificado de nacimiento, cualquier documento de inmigración, etc.) en la casa de un amigo o familiar en quien confíe y pueda llamar en caso de que lo detengan.

4. ¿Qué debo hacer si inmigración viene a mi lugar de trabajo?

Los agentes de inmigración no pueden ingresar a su lugar de trabajo, ya sea una fábrica, una tienda, un rascacielos, una granja o un huerto, sin el permiso del propietario / gerente o una orden de detención válida.

Si un oficial obtiene permiso, el oficial es libre de hacerle preguntas sobre su estado migratorio.

Tienes derecho a guardar silencio. En la mayoría de los estados, ni siquiera tiene que decirle al agente su nombre. Sin embargo, es posible que usted desee proporcionar su nombre para que su familia o abogado lo puedan localizar.

También tiene derecho a hablar con un abogado antes de responder cualquier pregunta. Puede decirle al oficial: «Deseo hablar con un abogado», en respuesta a cualquier pregunta que el oficial le haga.

No necesita decirle al oficial de inmigración dónde nació o cuál es su estado migratorio.

No tiene que mostrarle al oficial sus papeles ni ningún documento de inmigración. Si el oficial le pide sus documentos, dígale: «Deseo hablar con un abogado».

Conozca los hechos: hable con un abogado de inmigración de Atlanta

Prepárate para las próximas redadas de ICE. Es importante que conozca sus derechos y tenga un plan basado en los hechos y las circunstancias específicas de su familia. Programe una cita con uno de los abogados de inmigración de Atlanta en Antonini & Cohen llamando al 404-850-9394. Estamos aquí para reemplazar sus miedos con respuestas a sus preguntas.

Share this post:
Call Now! Llámanos!