Cuando Carlos Alfaro se graduó de Marietta High School en 2002, el no se propuso trabajar en el ley de inmigración. Él había visto a su familia pasar por el proceso de inmigración cuando se mudaron de Perú, pero él persiguió un grado en negocios, especializado en contabilidad. No fue hasta que él conoció la hija de su consejero escolar – una abogada para otro bufete de abogado – que él encontró una trayectoria profesional que realmente resonó con el. El empezó como recepcionista a tiempo parcial y pronto fue promovido a asistente de tiempo completo, y después un asistente legal.

Pronto, Carlos se movió a Antonini & Cohen como un asistente legal. “Cada dia los casos son tan diferentes,” el dice. “Aunque los procesos son similares, cada individuo es único y trae nuevos retos.”  Es esa variedad, los retos, y la gente que contribuyen a su pasión para el trabajo.

Cuando no está ayudando clientes de Antonini & Cohen, Carlos tiene una mezcla de pasatiempos muy interesantes! El es un mecánico entusiasta. Casi todos los fines de semanas, el ayuda a un amigo con coches y otros automóviles. El le da crédito a su tío por enseñarle cómo trabajar en autos. Como puedes imaginar, el siempre hace el trabajo en su auto personal – cualquiera que sea el problema!!

En la otra cara, el es un fanático de las ventas de bienes. “Siempre estoy buscando esos tesoros especiales,” el dice. Su mejor hallazgo? El reloj suizo que el comprar por centavos! Y tambien hay Simba, su amigo de cuatro patas con quien siempre es un placer pasar el tiempo.

Como todos los empleados de Antonini & Cohen, a Carlos le encanta la comida. El trae su almuerzoc casi todos los dias, pero le gusta visitar sus favoritos restaurantes. El recomienda La Pastorcita, un restaurante Mexicano en Buford Highway, y Kuroshio Sushi Bar en Smyrna.

Share this post:
Call Now! Llámanos!